noticias

Macerado de Caléndula

Macerado de Calendula

Tenía muchas ganas de hablarte del Macerado de caléndula ( calendula officinalis). Seguramente conoces de sobra las maravillosas propiedades de esta flor originaria de la región mediterránea concretamente de Egipto . Junto a la lavanda, es una de las plantas medicinales más importantes en cuanto al cuidado y tratamiento de problemas en la piel.

 

¿Cuáles son sus propiedades?

La caléndula es rica en vitamina C, minerales y betacarotenos. Es perfecta para el tratamiento de pieles sensibles y para el cuidado de la piel de l@s más peques de la casa.

Tiene un gran poder calmante, cicatrizante, regenerador, antiséptico, antiinflamatorio y ayuda en la producción de colágeno.

Como ves, la caléndula es perfecta para tratar eccemas, irritaciones, quemaduras o simplemente para hidratar nuestra piel de una manera suave y respetuosa.

Por todo esto, es un básico que no puede faltar en casa.

 

¿ Cómo podemos beneficiarnos de las propiedades de la caléndula?

Es muy fácil, realizando un macerado en un aceite vegetal.

Un macerado es una mezcla de plantas con un aceite vegetal. De esta manera, todas las propiedades y principios activos de las plantas pasan al aceite.

El macerado de caléndula lo podemos hacer en un aceite de oliva, de jojoba, de almendras o de sésamo. El que más te guste. Mi consejo es que uses aceites vegetales de procedencia ecológica y de primera presión en frío para que conserven todas sus propiedades.

La proporción que utilizaremos será de 100ml de aceite vegetal por 10 gr de flores de caléndula. Cuanta más cantidad de flores mayor concentración de propiedades. Es importante que las flores estén secas.

Realizamos la maceración en un recipiente de vidrio con cierre hermético y dejamos reposar 40 días. Puedes sacar tu macerado todos los días un ratito al sol para que se empape del calor y la energía solar.

Es muy importante que pongas una pegatina con la fecha y la planta que estás macerando.

Pasados los 40 días, colamos el macerado de caléndula y ya tienes listo un aceite maravilloso lleno de nutrientes, propiedades y principios activos que tu piel y la de toda la familia va a agradecer.

Es importante recordarte, que el macerado de caléndula es para utilizarlo por vía tópica.

Puedes usar este concentrado maravilloso de propiedades directamente sobre la piel o como base para una crema o un cerato.

 

Las maceraciones de plantas son muy fáciles de hacer en casa y es una manera de beneficiarnos de los tesoros que la naturaleza nos regala.

Espero que te haya gustado este post y estaré encantada de resolver tus dudas siempre que lo necesites.

 

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *